martes, 21 de marzo de 2017

CHARLA-DEBATE: NATZARET, ¿BARRIO MARGINAL O MARGINADO?


Hoy martes 21 a las 19 horas contaremos con Josepa Cucó i Giner para la charla-debate "Natzaret, ¿barrio marginal o marginado?".

Será en los locales de la Asociación, en C/ Parque 5 bajo.

Te esperamos.

lunes, 20 de marzo de 2017

DOCUMENTAL: OLAS EN CONSTRUCCIÓN


La erosión del litoral y en concreto la de Dénia va a más y parece un fenómeno difícil de contrarrestar si no corregimos de algún modo nuestra relación con el mar. Analizar las causas de esa regresión costera y abordar las posibles soluciones para su regeneración es el principal cometido de Olas en construcción , un documental realizado por Gonzalo Blanco MARBLANC PRODUCCIONES, que profundiza con especial incidencia en un asunto de enorme actualidad: la controversia sobre los planes de construcción de una urbanización, Residencial Las Olas, apenas a unos metros de la orilla del mar. Un debate en boga, pero también necesario, para definir el futuro urbanístico y medioambiental del litoral.

Puedes ver el vídeo aquí: 
https://vimeo.com/194327083

jueves, 9 de marzo de 2017

EL SUPREMO RECONOCE EL DERECHO DE DOS EXPROPIADOS DE LA ZAL A RECUPERAR SU TIERRA


La sentencia indica, no obstante, que eso ya no es posible y pide a la Generalitat que inicie el proceso para indemnizarles

José Parrilla | Valencia 09.03.2017 | 09:13 Levante EMV

El Tribunal Supremo ha dictaminado la reversión de terrenos de la frustrada Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Valencia a dos propietarios de la Punta que fueron expropiados en su día. La Sala de lo Contencioso-Administrativo entiende que han pasado los cinco años reglamentarios sin que se haya ejecutado el proyecto por el que se produjeron las expropiaciones, aunque entiende que la devolución de los terrenos ya no es posible e insta a los propietarios a ponerse de acuerdo con la Generalitat para fijar una indemnización. En caso de no haber acuerdo, tendría que ser el Jurado Provincial de Expropiación el que resolviera.

miércoles, 8 de marzo de 2017

POR QUÉ SÍ FUI A ESTA MANIFESTACIÓN


Hace mucho que no iba a una manifestación. Personalmente creo que se ha abusado de un derecho que históricamente se ganó, como todos los derechos de verdad, a fuerza de sangre y resistencia. Algo a lo que se recurría cuando no había otra manera, cuando la desesperación hacía que las masas tomaran las calles, aun a riesgo de la segura violencia que los poderosos iban a utilizar para reprimir el desafuero, aun a riesgo de dejarse la vida en el intento, y sin más objetivo ni programa que dar rienda suelta a la indignación. Una muestra de que el derecho de manifestación se ha agotado a sí mismo fue el 15 M, que no se articuló con manifestaciones, sino con acampadas, en las que se vulneraba esa legalidad artificial y artificiosa que se nos impone, y en las que el filo de la navaja está precisamente en si el poder tendrá el valor suficiente para mandar a sus gorilas a disolver o se lo pensará mejor y optará por dejarlo estar, esperando que el suflé se desinfle poco a poco si no le hacemos caso. Esa doble apuesta entre amenaza velada por un lado y resistencia y crecimiento por el otro permitió al 15 M hacerse duradero y trascendente.