miércoles, 14 de diciembre de 2016

EL PONT DE LES DRASSANES: PER LA DECLARACIÓ DE BÉ DE RELLEVÀNCIA LOCAL


Raonament que aconsella demanar-ne la declaració de Bé de Rellevància Local (1)

Un pont d’importància per al Port i per a la ciutat:

La construcció del pont juntament amb l’habilitació del Camí de Montolivet a Natzaret tingué una incidència cabdal en el desenvolupament de la ciutat, descongestionant el Camí del Grau amb un nou accés al port.

+   Per això, l’Ajuntament de València sol·licità al Ministeri d’Obres Públiques que autoritzara la Junta d’Obres del Port de València perquè construís el pont de les drassanes (I.Aguilar, El puente de Astilleros entre la modernidad y la tradición ..., pàg. 236)
+   “El puente de Astilleros es por ello una consecuencia de la prosperidad del puerto de Valencia como lugar de comercio, de intercambio, y en su concepción tuvo muy presente un acceso cómodo y funcional desde la ciudad y una intermodalidad entre los distintos medios de transporte” per carretera i ferrocarril (I. Aguilar, El Puente de Astilleros... p. 238).

Projecte i característiques del pont de les Drassanes:

-          El projecte fou realitzat pel director enginyer d’obres del port  Federico Gómez Membrillera i aprovat per la Junta d’Obres del Port en 1927. La construcció començà el 16 de juliol de 1928 i finalitzà el 22 de setembre de 1931 (Ibid., p. 239). La inauguració tingué lloc el 14 de novembre de 1931: El governador Francisco Rubio i l’alcalde Vicente Alfaro tallaren respectivament les cintes que s’havien col·locat a la banda del port i a la de Natzaret obrint el trànsit a la rècua de camions carregats de taronges que des d’ací es dirigiren al port (La Correspondencia de Valencia 14 novembre 1931 p 1 col 6-7).
-          Característiques generals del pont: “...174,85 m de longitud y 25 de anchura (zona central para tranvía y ferrocarril de vía estrecha, dos zonas laterales para tres carros o automóviles y dos aceras para peatones), situado a 165 m aguas abajo del puente metálico de Nazaret” (I. Aguilar, El Puente de Astilleros..., p 239).
-           “El puente, una longitud de 174,85 m y dos rampas de acceso de 195 y 105 m de longitud, se construyó en hormigón armado. Consta de cinco tramos rectos de 21,20 m de luz y cuatro tramos también rectos de 8 m entre ejes de apoyo. Las vigas rectas de hormigón armado fue una de las tendencias que tuvo este material desde sus inicios y que se consolidó a través de las colecciones oficiales y en concreto la “Colección de puentes de tramos rectos de hormigón armado” redactado por Juan Manuel Zafra y publicado por el Ministerio de Fomento en 1921. El puente de Astilleros fue una de las obras públicas más importantes realizadas en Valencia en los años anteriores a la Segunda República española, siendo el Ministros de fomento Rafael Benjumea, Conde de Guadalhorce, sucedido en la cartera por Indalecio Prieto. Su sistema de construcción y cimentación, su resistencia y capacidad, y su carácter formal y artístico en pilas, barandillas, alicatados cerámicos, alumbrado, pudiéndolo adscribir al estilo decó tan en boga en aquellos años, serán algunas de sus características más relevantes.” (…) “El hormigón armado como material para la construcción constituyem en estas primeras décadas, sobre todo en el mundo de la ingeniería, el tema por excelencia de estudio e investigación, de patentes y modelos, de pruebas y realizaciones, de éxitos y en ocasiones de fracasos. Las revistas especializadas…” (Ibid p. 240-242).
Importància del pont des del punt de vista de la tècnica constructiva i artístic

-          “El puente de Astilleros es un ejemplo de la estética de la ingeniería en la década de los años veinte. En la cual, siguiendo los presupuestos de ingenieros decimonónicos que concebían de forma diferente un puente urbano del puente rural, pues a los primeros les añadían un revestimiento ornamental, mientras que en los segundos primaba ante todo la economía, se decidían por el hormigón armado al ser moldeable y susceptible de decoración.”

-          “El puente de Astilleros (…) prima la precisión formal y estructural, prima la funcionalidad y la resistencia, como los pilares básicos de su concepto aunque asume a su vez ciertas libertades frente a la decoración y ornamentación del puente que adquiera mayor elegancia con el tratamiento de materiales sin prejuicio de su estructura formal. (…) En el detalle de la barandilla y la decoración del nervio lateral, se observa el diseño sencillo y el juego geométrico tanto de los adornos de la barandilla de hierro forjado como de los azulejos que revisten las vigas exteriores, muy próximo al Art Déco, mientras que utiliza adornos alegóricos muy naturalistas y clásicos modelados en las ménsulas de cemento armado que se encuentran en el centro de cada una de las pilas. Por último, las piezas con mayor referencia al eclecticismo son las dos pilas-estribos, aligeradas en su centro con alcantarillas de 2,5 metros de luz y bóvedas de cañón, que a modo de arco de triunfo, con sus claves decoradas y la piedra artificial imitando el despiece viene enmarcado por las pilas con sus escudos y rematado con barandilla (una balaustrada rectilínea) igualmente de piedra artificial” (Ibid. 244)

-          Características que lo convierten en uno de los puentes más interesantes y menos reconocidos de Valencia. (Ibid 245)

Deteriorament i necessitat de restauració

-          Al llarg de la seua història ha sofert un deteriorament i ha hagut de ser reparat diverses vegades: una reparació estructural completa en 1997, i la reparació i renovació de les baranes, voreres y asfaltat amb motiu de l’event de la Copa d’Amèrica. (Ibid 245). Cal tenir present també que les obres d’adaptació del llit del riu i l’asfalt per a la celebració del Circuit de la Fórmula 1 ocasionà la pèrdua pràcticament total de dos dels seus ulls. A més a més, des de l’estiu de 2016, per damunt d’un d’aquests s’obrí un accés al pàrquing establert pel port sobre el llit històric del riu. Aquest accés, construït inicialment sols per facilitar l’entrada al port durant els dies de les diferents edicions de la Fórmula 1, actualment ha estat obert i encara hi resta obert, la qual cosa vol dir que també s’ha perdut una part de l’artística barana...

-          Segons I. Aguilar, en l’estat actual el pont està necessitat d’una restauració “de la parte decorativa original de esta obra de ingeniería. Se observa un grave deterioro ante todo del alicatado cerámico de sus tímpanos y detalles ornamentales, motivado principalmente por las sucesivas aplicaciones de tuberías e instalaciones diversas que se han realizado en sus dos frentes”.

-          Esta restauración –afirma I. Aguilar- comportaría finalmente la puesta en valor de este puente como elemento de la ingeniería histórica y de nuestro patrimonio, y no sólo su valor funcional” (Ibid.)

La ciutat ha de reconéixer el valor patrimonial del pont de les Drassanes

-          I. Aguilar assenyala un aspecte fonamental en la relació amb la ciutat que no s’ha de passar per alt, més aviat el contrari: “los puentes urbanos adquieren este carácter no sólo por estar situados en la ciudad sino por el papel que han jugado en su futuro histórico, en su proceso de crecimiento, en su historia. Adquieren su fama más por la ciudad y lugar donde se ubican que por sus propios valores tipológicos o de diseño singular. En este sentido, debemos recordar siempre, el devenir histórico del barrio de Nazaret, del Puerto y sus industrias, y ante todo, como hemos comentado, al principio, el puente como pieza clave en la reestructuración urbana de los años veinte promovida por el Ayuntamiento y la Junta de Obras del Puerto de Valencia; sin embargo, debemos lamentarnos, pese a este sentir histórico, de la degradación paisajística del entorno del puente. Una relevante obra de la ingeniería valenciana y pieza clave de un pretendido y nunca terminado proyecto urbano.” (Ibid. 245)

-          Això vol dir:

a) Certament cal valorar les característiques artístiques, arquitectòniques i d’enginyeria del pont, com una peça significativa i important a la ciutat de València entre la tradició i la modernitat.

b) Cal valorar també el paper que ha jugat el pont de les Drassanes en el desenvolupament històric de la ciutat i del Port en tant que infraestructura que condiciona totalment aquella: vertebrador del territori adjacent, interrelacionant les indústries, tallers i mitjans de comunicació.

c) Però també s’ha de valorar la incidència positiva que l’acurada restauració pendent pot tenir en la millora ben merescuda de l’entorn immediat (Natzaret i el Grau) –donat que els plans urbanístics contemporanis a la construcció del pont mai es feren realitat- i que per tant cal no desaprofitar.

d)  Al mateix temps la cura d’aquest entorn resulta imprescindible per no ofegar sinó ben al contrari posar de relleu una obra monumental com el pont de les Drassanes, “un dels ponts més interessants i poc coneguts de la ciutat de València”.

e) Per tant, el fet que el pont de les Drassanes haja estat construït pel Port i per al seu servei no excusa perquè l’Ajuntament de València el considere com un bé de la pròpia ciutat, i en conseqüència establisca els recursos necessaris per a una adequada restauració.

Cal declarar el Pont de les Drassanes Bé de Rellevància Local

Per tot això l’ajuntament de València hauria de declarar Bé de Rellevància Local el Pont de les Drassanes i posar els recursos necessaris per fer una intervenció directa de restauració sobre el pont i sobre l’entorn del mateix: per posar de relleu la seua rellevància així com per enaltir la dignitat no sols el conjunt de la ciutat sinó de la població de Natzaret i El Grau.
València, 11 de febrer de 2015 



[1] Aquesta exposició està basada totalment en l’aportació y la reflexió d’Inmaculada Aguilar Civera, «El puente de Astilleros. Entre la modernidad y la tradición». EnHistoria de la Ciudad VI. Proyecto y complejidad. Edita Col·legi Territorial d’Arquitectes de València i Ajuntament de València, 2010, pàgs. 230-245.

No hay comentarios:

Publicar un comentario