lunes, 13 de agosto de 2018

LOS VECINOS DE NATZARET RECOGEN 1.500 FIRMAS PARA EXIGIR QUE RETIRE EL AMIANTO PRESENTE TODAVÍA EN EL BARRIO

Ya se ha logrado retirar este material de algunos colegios pero ahora los vecinos quieren retirarlo de algunos edificios

Imagen de las viejas instalaciones de Benimar en Nazaret

Eli García Valencia 12/08/2018
La Asociación de vecinos de Natzaret ha recogido entre junio y julio más de 1.500 firmas para exigir que se retiren las cubiertas de uralita que siguen instaladas en el entorno de este barrio que durante años fue una especie de polígono industrial sin urbanizar. A día de hoy este peligroso material, que contiene amianto y que puede provocar cáncer o problemas en el pulmón, sigue estando presente en cantidad de grandes estructuras metálicas en desuso cubiertas con estos techos de Uralita. Quitar y gestionar la eliminación de la Uralita es un proceso muy caro, dadas las medidas de seguridad que es prescriptivo adoptar. Anteriormente ya habiamos denunciado esta situación ante la Administracion, con resultados escasos: retirada de placas desprendidas, dejando igual el reto de la techumbre.

El vicepresidente de la asociación de vecinos de Nazaret, Julio Moltó, recuerda que tras mucho tiempo denunciando la situación hace unos años consiguieron que se retiran algunas placas de uralita desprendidas, sobretodo en algunos colegios, pero el amianto todavía sigue presente desde hace más de 40 años en las naves industriales ahora abandonadas.

Moltó asegura que estos edificios están ubicados cerca de las viviendas del barrio, de un colegio y rodeados por huertos. Por todo ello, el vicepresidente insta al Ayuntamiento a que elabore un censo con todos los edificios que sean comerciales, públicos o privados y realicen un plan de ayudas económicas y sociales para que se elimine este material, que es insano y cancerígeno, y haya una rehabilitación de la zona afectada.

Para oír la noticia:

domingo, 12 de agosto de 2018

DÍAS DE APOROFOBIA


11/08/2018 - Eugenio Viñas  Valenciaplaza
La cuna es –en su quinta acepción– uno de esos hechos materiales que determinan nuestras vidas antes de que pintemos nada. La cuna en la que yo nací se construyó con las estrechuras del pequeño comercio. No fue la más afectada por la globalización ni el neoliberalismo, porque ya de origen tenía una oferta singular para una demanda todavía suficiente. Sin embargo, me sirvió para desarrollar una sensibilidad por las otras hijas e hijos del pequeño comercio. Una especie de admiración por esas familias y por la valentía quijotesca con la que tan fácilmente puedo empatizar vivido lo vivido en casa.

Ese grado de empatía, esa sensibilidad me hace recordar cuál ha sido la posición de algunos partidos en el pasado más reciente con respecto a la liberalización de horarios comerciales. O, más que su posición, su acción. Dónde estaban los ahora defensores del pequeño comercio cuando las grandes superficies han admitido el dumping con tal de aniquilar cualquier reducto bárbaro del comercio en barrios, pequeñas ciudades y pueblos. Dónde estaban los directos de televisión y las verdades a medias para defender a una masa de votantes que, sobreentiendo, creían mucho menos interesante que aquella dispuesta a "limpiar las calles". Aquella capaz de creer que sus problemas no se sitúan en la competencia desleal y legal de multinacionales, sino en los manteros.

'CASTELLÓ VIDA INDEPENDIENTE', UN GRITO CONTRA LAS 'TRAMPAS' DE LA SOCIEDAD A LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL

- Varios castellonenses con movilidad reducida se unen en una plataforma para mostrar su exigencia de vida autónoma y sus redes de apoyo mutuo. 



"Cuando caí en la discapacidad, a mí nadie me explicó que la vida sigue. El Estado te dice: 'Bienvenido al mundo de los averiados y jubilados'. Pero más allá hay una vida activa y autónoma, deportes adaptados, gente estupenda. Lo que queremos es que se sepa. Esto no sale en ningún sitio”.

Son palabras de José Morralla, miembro de la plataforma Castelló Vida Independiente. Con esta descripción, se refiere a uno de los objetivos del colectivo: la visibilización. Acabar con el desamparo que experimentan las personas que por enfermedad, condición genética o accidente se encuentran con una diversidad funcional "y no saben que existe todo un movimiento".

La Plataforma Castelló Vida Independiente nació en 2017. La forman doce personas con movilidad reducida. La mayoría usa muletas o silla de ruedas para desplazarse. Pero sus reivindicaciones también se amplían a las necesidades que generan otras discapacidades, tanto físicas como intelectuales y mentales, y tienen contacto habitual con personas ciegas y sordas.


sábado, 11 de agosto de 2018

MANUAL PER A ACTUAR DAVANT UN FOC FORESTAL


El factor humà cobra gran importància no solament per a previndre sinó també per a evitar la propagació de les flames en entorns habitats

josep calabuig | valència 11.08.2018 | 04:15 Levante EMV

Des que el dilluns, poc després del migdia, es va declarar l'incendi prop de Llutxent, fins dijous, que va quedar controlat, han cremat 3.270 hectàrees en els termes municipals de set municipis valencians. El mateix Llutxent, Pinet i Quatretonda de la Vall d´Albaida i Gandia, Barx, Ador i Ròtova de la Safor. Mig centenar d'habitatges arrasades.

Però, com pot la mà humana previndre's davant l'expansió d'este tipus d'incendis? Levante-EMV s'ha posat en contacte amb Ferran Dalmau, Enginyer forestal i Director de Medi XXI.

«Existix una falta de consciència del risc. La població percep el risc de forma desigual, però en molts casos eixa percepció és nul·la o escassa. Si es viu en una zona de risc s'ha de ser conscient i actuar en conseqüència. Desconéixer les pautes bàsiques d'actuació en cas d'incendi i actuar per instint tal vegada no siga la millor opció. Valorar si la teua casa és segura davant un incendi, preguntar-te si és defendible per part dels bombers o no, és un primer pas. Si no es disposa de la informació necessària per a fer-hi ha professionals com els enginyers forestals que poden ajudar a valorar el nivell de risc», afirma Dalmau.

martes, 7 de agosto de 2018

‘LA DERROTA PERPÈTUA’ RESCATA DEL OLVIDO A 49 VALENCIANOS DEPORTADOS A CAMPOS NAZIS


7/08/2018 - Lucía Márquez   Valenciaplaza.com 
El olvido, cuando es impuesto, se convierte en un magma tóxico que emponzoña todo lo que toca. Un veneno corrosivo para la conciencia de los pueblos. Así sucedió con la tragedia vivida por los valencianos deportados a campos de concentración nazis. Perdedores en la guerra y en la batalla por la memoria. Carles Senso, Guillem Llin, Ximo Vidal y Salvador Català buscan ahora reparar esa amnesia colectiva con La derrota perpètua, un libro que relata el horror vivido por habitantes de la Costera, la Canal de Navarrés y la Vall d’Albaida a manos del Tercer Reich. 

Además de las biografías de los 49 protagonistas - en su mayoría, combatientes republicanos que abandonaron España tras la Guerra Civil y acabaron atrapados en el infierno nazi-, esta minuciosa investigación incluye fotografías, cartas y documentación oficial sobre las experiencias de estos deportados. El volumen, publicado por Reclam Editorial, continúa así la senda iniciada por La ignominia de l’oblit, a cargo de Senso y Vidal, que se centraba en el caso de La Ribera.

Como se explica Carles Senso, impulsor del proyecto, su objetivo tanto con este libro como con el anterior es “recuperar e introducir en la historia a aquellos demócratas que lucharon hasta sus últimas consecuencias”. “Todos los deportados tienen detrás un cúmulo de infortunios, calamidades y padecimientos más grande que la mente humana pueda imaginar”, resalta Guillem Llin. “Estos valencianos fueron señalados por el franquismo como apátridas, enemigos de España. Se les dejó en manos de los nazis conscientemente y, los pocos que sobrevivieron, se vieron condenados al exilio”, indica Vidal.

lunes, 6 de agosto de 2018

EL EXCESIVO PODER DEL ESTADO CENTRAL DIFICULTA LA RESOLUCIÓN DEL PROBLEMA DE LA VIVIENDA Y EL TRANSPORTE


Vicens Navarro  Público.es  Agosto, 6, 2018
Uno de los argumentos que se da con mayor frecuencia por parte de aquellas sensibilidades políticas que se oponen a que el Estado central español, basado en la capital del reino, Madrid, descentralice sus responsabilidades, empoderando más a las comunidades autónomas (CCAA) y a las autoridades locales, es que dicho Estado ya está muy descentralizado, llegando incluso a afirmar que España es “uno de los países más descentralizados del mundo”, como más de un dirigente jacobino (ansioso por mantener el poder centralizado en el Estado) ha llegado a afirmar (como por ejemplo hizo el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales del Gobierno de Rajoy, el Sr. Roberto Bermúdez de Castro, el pasado noviembre). Entre estas voces hay también personalidades de la izquierda tradicional del país pertenecientes a las familias políticas socialista y comunista, que asumen que para poder redistribuir mejor los recursos públicos del país es mejor tener y mantener un Estado central fuerte, con muchas responsabilidades y con mucho poder, a fin de transferir fondos de las partes más ricas del país a las más pobres, con el objetivo de alcanzar la deseada igualdad. Este último argumento, junto con el anterior, les permite concluir a tales autoridades jacobinas que las grandes desigualdades del país (entre otros problemas sociales) se deben al escaso poder que se supone tiene el Estado central.

Los datos muestran el error de los jacobinos

Si miramos los datos vemos que el Estado central español, lejos de ser débil y estar en peligro de desaparición, continúa siendo, y con mucho, el nivel territorial de los tres (el central, el autonómico y el local) que maneja y gestiona un porcentaje mayor del gasto público realizado por estos tres niveles de gobierno (47,6% de todo este gasto en 2017, sin incluir la Seguridad Social, por encima del 37,7% de las CCAA y el 14,7% de los entes locales, según Eurostat). En realidad, en la comunidad que incluye a países de semejante nivel de desarrollo económico al español (la Unión Europea de los Quince) podemos ver que España es uno de los países que tiene un Estado central más grande (en el caso de Alemania, durante el mismo año el Estado central realizó el 37,5% de todo el gasto público llevado a cabo por los tres niveles de gobierno, mientras que los gobiernos regionales realizaron el 38,9% y los locales un 23,6%).

jueves, 2 de agosto de 2018

EFECTO LLAMADA, A LA IGNORANCIA


Ignacio Vidal 30/07/2018 Eldiariocv.es
En los últimos meses, con la llegada del buen tiempo, hemos visto cómo se han multiplicado las embarcaciones de personas migrantes que tratan de alcanzar las costas europeas desde el continente africano. Sólo hay algo más triste que ver cómo los cuerpos de mujeres, hombres, niñas y niños flotan sin vida en el Mediterráneo y es comprobar la indiferencia y el egoísmo que se despierta en parte de la sociedad española y europea.

Son varios los gobiernos, partidos políticos y medios de comunicación que convierten esta huida de la miseria y la violencia en una especie de amenaza de invasión. Salvarles además alimenta el efecto llamada.

Esta podredumbre moral sólo podría explicarse de una forma, la ignorancia. Una ignorancia sobre la situación que viven esas personas, sobre quién es el verdadero causante de esa situación y del impacto real que tiene su llegada a nuestra sociedad. Es enorme la desinformación y los bulos que sobrevuelan estas tres cuestiones.

Por mucho que se repita parece que no se acaba de entender. Nadie en su sano juicio se monta en una embarcación hinchable, atestada de gente, con una sola maleta y su hijo al pecho sin haber agotado todas las posibilidades de sobrevivir y buscar una vida digna en el lugar donde nació. A las personas que dudan de esto habría que pagarles unas vacaciones en Siria, Somalia, Libia o Sudán del Sur.