domingo, 23 de abril de 2017

TEJIDO SOCIAL E IRRESPONSABILIDAD INSTITUCIONAL


Juan Antonio Caballero 12.04.2017 | 01:22 Diario Levante EMV

Discrepamos del enfoque que se está haciendo del fomento de la participación vecinal desde la Conselleria de Transparencia por la intención de dividir y disgregar al movimiento vecinal, por la creencia religiosa de que somos el pasado y no tenemos futuro (lo mismo que nos decían hace cuarenta años y ahí estamos) y por trabajar objetivamente contra la construcción del tejido social valenciano.

Que nuestra sociedad es compleja nadie lo discute. Que la ciudadanía tiene reconocidos unos derechos y obligaciones tampoco. La legislación protege el derecho de agruparse para defender sus derechos y reivindicaciones y las instituciones tienen la obligación de fomentar la participación ciudadana€ según. Porque en este sentido se muestran selectivas por razones de pobreza ideológica, políticas, de cobertura constitucional y reglamentaria, de inquina o vete tú a saber.

LA REEDICIÓN DEL "DIVIDIDO" GOBIERNO TRIPARTITO


Casi el 30 % de los encuestados no sabe o no contesta a quién votaría si mañana hubiera elecciones

H. G. | valència 12.04.2017 | 00:05 Diario Levante EMV

La encuesta de opinión ciudadana presentada ayer por Joan Ribó incluye varias preguntas en clave electoral. A la pregunta de «a qué partido votaría si mañana hubiera elecciones», el 15,7 responde a Compromís. Sumando los votos de València en Comú, que se mantendría como tercera fuerza más votada, y PSPV (que quedaría cuarta) Joan Ribó (que ya ha dicho que repetirá como candidato de Compromís a la alcaldía) podría intentar reeditar el actual gobierno tripartito.

miércoles, 19 de abril de 2017

EL COPAZO VUELVE A LA CARGA

Mientras ciudades como Barcelona asisten ya a las primeras rebeliones cívicas contra la ocupación masiva de cada vez más espacios urbanos para beneficio exclusivo de los intereses de quienes hacen negocio con estas actividades a costa del bienestar de los demás y de las muchas molestias que generan, en Valencia aún no hemos decidido cómo regular fenómenos como el alojamiento colaborativo ni se ha planteado con una mínima seriedad qué hacer frente a las ya muy evidentes molestias derivadas de la “terracificación” masiva de las zonas peatonales de la ciudad (de nuevo, privatizando el espacio público para beneficio exclusivo de unos pocos):